El secreto para tener contenido constante en tu blog

Una de las partes más importantes de tener un blog es alimentarlo constantemente con contenido nuevo. Tal vez te haya pasado que descubres un post padrísimo con el que te identificas cañón pero en cuanto entras al resto del blog ves que solamente tiene tres publicaciones y la última fue hace más de 8 meses. ¿Crees que tomarás ese blog como algo serio y que querrás seguirlo más adelante? Lo más probable es que no.

Un blog sin contenido se ve abandonado, por lo que si quieres que la gente tome en serio tu blog, entonces tienes que publicar de manera constante. Sólo así te ganarás a esos seguidores a los que quieres alcanzar, porque sabrán que tu blog es una fuente confiable de la información que necesitan y quieren saber. Para tener información constante en tu blog lo único que tienes que hacer es planear el contenido, hacer una estrategia de publicación y echarle muchas ganas.

A lo mejor en este momento piensas: “¡Yo no puedo hacerlo! Tengo que ir a la escuela, trabajar, cuidar a mis hijos, pasear al perro, terminar la tesis, etc, etc”. Pero en este post te quiero contar de una manera súper sencilla en la que puedes planear el contenido de tu blog, para que nunca te falte un post que publicar y que además no te tome tantísimo tiempo. ¡Sí se puede!

Tips para planear el contenido de tu blog

planear contenido

Decide cuándo y cuánto publicarás

Algo que te puede ayudar muchísimo es elegir de manera estratégica con cuánta frecuencia publicarás en tu blog. Yo te recomiendo que por lo menos hagas una publicación por semana (Que son solamente 4 posts cada mes). Si haces menos de eso, posiblemente tus seguidores pensarán que no estás tan comprometido con tu blog.

Y también si se te hace más fácil elige un día para publicar tus posts (Por ejemplo: “Todos los viernes”, o “lunes y jueves”). Esto no solamente te va a ayudar a ti a organizarte y comprometerte con el blog, sino que podrás avisarle a tus seguidores qué día pueden esperar nuevo contenido de tu parte.

Personalmente, durante mucho tiempo pensé “No tengo que elegir un día para publicar”, “No pasa nada si publico solamente cuando tengo algo que compartir”. ¿Sabes qué pasó al pensar así? Pues que podían pasar semanas y semanas sin que encontrara algún contenido para publicar en mi blog o que me ganara la flojera y no publicara nada (¡Tache para mí! Buuu).

Así que si aún no estás tan convencido de que necesitas planear qué día vas a publicar, quiero decirte que te lo recomiendo MUCHÍSIMO. En el poco tiempo que llevo organizándome así, he logrado crear más contenido y ser mucho más constante con mis publicaciones. (Por cierto, los lunes publico un post en este blog; y que los martes y jueves un video a mi canal 😉 )

Lleva un calendario

El siguiente paso para planear tu contenido es ponerlo en el calendario. Honestamente cada vez que digo que voy a hacer algo y no lo pongo en el calendario ¡Nunca lo hago! (Ups) Y la mayor parte del tiempo es porque nomás no me acuerdo que tenía que hacerlo; el chiste es que se me hace muchísimo más fácil si lo tengo programado en el calendario.

Elige en dónde quieres llevar tu calendario si eres de los que quieren tenerlo digitalmente o si prefieres escribirlo y tenerlo a mano. Por cierto, si te suscribes a mi Newsletter puedes descargar gratis el Calendario 2016 para imprimirlo y organizarte 😉

Yo soy de las que usan ambos, me gusta usar el calendario a mano para tenerlo a la vista y recordar qué tengo que publicar; pero también uso Google Calendar para tenerlo de manera digital y programar todas las actividades que requiero hacer para tener el post listo para publicar (Como “hacer la imagen del post”, por ejemplo).

Divide tu contenido por categorías

Otra cosa que me ha ayudado cañón a planear mucho mejor mis publicaciones es dividir el contenido de mi blog de acuerdo a ciertas categorías. Esto me permite centrar mi atención en cada una de las áreas en las que me quiero enfocar y crear el contenido alrededor de temas específicos.

Si aún no tienes categorías en tu blog, puede que estés escribiendo de tantos temas diferentes que te cuesta trabajo pensar en el siguiente. Al tener súper claro de qué temas vas a escribir, en lugar de quedarte sin ideas, vas a ver que ahora sí podrás pensar en cuáles son los temas de los que vas a escribir en el blog.

Por ejemplo, si tu blog es de “Fitness” pero nunca has elegido qué categorías vas a hacer ponte a pensar realmente de qué quieres escribir en tu blog. Tal vez quieres escribir sobre “Ejercicios de pierna”, “Ejercicios con pesas”, “Ejercicios de abdomen”, etc.

Planea de acuerdo a fechas especiales

Ya que tienes el calendario, puedes planear tu contenido de acuerdo a las fechas especiales o festividades cercanas. Muchas personas entran a Google, Youtube u otros buscadores a buscar ciertas cosas para determinada fecha y tu contenido podría ser interesante para ellos.

Por ejemplo, si tu blog se especializa en manualidades para mamás, podrías planear crear contenido para fechas como: Navidad, día de muertos, la primavera, las vacaciones de los niños, día de la madre, día del padre…. En fin, todas aquellas fechas que resulten relevantes para esas personas a las que les estás escribiendo. Busca en Google cuáles son las fechas importantes para que las puedas incluir dentro de tu calendario de contenidos con tiempo.

Pon los títulos en tu calendario

Ya que tienes tu calendario y sabes qué días vas a publicar en tu blog, puedes comenzar a planear los títulos de tus publicaciones. Cuando planeo lo que yo hago es escribir el título de lo que vaya a hacer aunque no sea precisamente el mismo título con el que lo voy a publicar.

Osea que, si por ejemplo vas a hacer una “Receta de piña colada” puedes poner ese título en tu planeación, aunque después tu post se llame “Receta sencilla de piña colada para el verano”.

Crea el contenido

Ya que tienes visualmente en tu calendario los temas que vas a tocar en tu blog, puedes empezar a crear el contenido. Si sientes que no tienes tiempo para ponerte a escribir todos los días, te recomiendo que le dediques un día a escribir todas las publicaciones que necesitas desde antes.

Por ejemplo, puedes ponerte un domingo a escribir 3 publicaciones por adelantado y tener todo listo para publicar constantemente en tu blog sin sufrir por la escuela, el trabajo, etc. A mi me gusta usar Evernote para escribir todos mis posts del blog, así los tengo siempre a la mano sin importar en dónde estoy. Además puedo guardar esos posts por si más adelante necesito esa información para hacer un video o para hacer un post como continuación a ese.

Déjalo programado

Lo bueno de planear tus posteos con tiempo es que puedes programarlos para que se publiquen cuando quieras. Así por ejemplo, si sales de viaje y no puedes conectarte para publicar tu post, este se puede publicar solito. Así puedes seguir siendo constante en tu blog sin que dependa al cien de ti.

Si estás blogueando desde WordPress (Que es lo que yo te recomiendo) puedes dejar programado tu post desde la ventana de “Añadir nueva entrada”. Cuando termines de escribir tu post, en la parte del lado derecho en donde dice “Publicar inmediatamente” lo puedes cambiar para la fecha y la hora en la que quieras que se publique. ¡Y listo! Ya tendrás tu post publicado automáticamente en tu blog.

¿Qué te parecen estos tips para organizarte mejor con el contenido de tu blog? Si te sirven para ser más constante en tu blog, me encantaría saberlo en los comentarios de aquí abajo 😀

Author: Sonia Alicia

Fan de todas las cosas padres del internet. Mi pasión es compartir lo que sé sobre Youtube, blogs y redes sociales con bloggers, youtubers y emprendedores. Suscríbete para unirte a nuestra increíble comunidad.

Deja un comentario